clinica oftalmologica Malaga

¿Por qué acudir al oculista?

Un examen periódico e integral de la vista que incluya un estudio del fondo del ojo, pruebas de agudeza visual y otras exploraciones, previene de enfermedades oculares graves.

No importa la edad, sexo o número de veces que se haya acudido al médico de cabecera, porque si en los 365 días del año no ha visitado ninguna vez a su oftalmólogo u oculista en Málaga, se corre el riesgo de que no se detecten a tiempo problemas oculares importantes como el ojo vago en los más jóvenes y en los adultos las cataratas y el glaucoma.

Acuda a revisiones periódicas de su visión en una clínica oftalmológica

La prevención es fundamental para cuidar la vista, uno de los sentidos más sensibles al paso del tiempo. Para ello, solo tiene que visitar la mejor clínica oftalmológica de Málaga y planificar visitas regulares con nuestro oculista, las cuales suelen ser bianuales en las primeras etapas de la vida y luego anuales, si hubiese que tratar un defecto visual o se rebasa la franja de edad de 40 años.

Con este fin, los oftalmólogos descartan y tratan posibles trastornos oculares, en función de la edad.

oftalmológo Málaga
mejor clínica oftalmológica de Málaga

 

Infancia

En los niños más pequeños, a partir de los seis meses de edad, las visitas al especialista tienen como fin prevenir el desarrollo de ambliopía u ojo vago (pérdida de visión en un ojo por falta de uso), y tratar el estrabismo desde los primeros meses de vida.

Defectos refractivos que aparecen en la infancia:

  • Miopía: Mala visión de lejos con una correcta visión de cerca.
  • Hipermetropía: Problemas de visión a distancias cortas.
  • Astigmatismo: Se ven imágenes poco nítidas tanto de cerca como de lejos.

Estos defectos refractivos son causantes de una mala visión que puede dificultar el rendimiento académico. La mala caligrafía, dificultad para leer o faltas de ortografía pueden ser consecuencia de problemas de enfoque o percepción, muy difíciles de detectar sin ayuda médica.

Se estima que entre el 15% y 30% del fracaso escolar puede deberse a problemas de visión.

Adolescencia y juventud

En esta etapa de la vida, las alteraciones refractivas son más acusadas todavía, por lo que se acrecienta la importancia de acudir a un  oculista en Málaga para compensarlas con gafas o lentes de contacto.

A partir de los 18 años, los defectos refractivos comienzan a estabilizarse y se pueden pensar en una solución definitiva para corregirlos, como la cirugía láser la cual no debe practicarse sobre ningún paciente antes de los 21 años.

Este tipo de alteraciones suelen diagnosticarse con un examen rutinario, pruebas de agudeza visual como la lectura de una tabla a distancia, y un aparato en el que el oculista coloca y cambia las lentes mientras le pregunta al paciente como ve las letras.

Mediana edad y madurez

A los 40 años la lista de problemas oculares se incrementa y el número de posibles trastornos oculares aumenta

Vista Cansada

También conocida como presbicia. Se origina por un endurecimiento del cristalino que pierde su elasticidad, perdiendo asimismo el ojo su capacidad para enfocar a diferentes distancias, de manera que la visión de cerca empeora y es más borrosa. A este trastorno se le pone fin con el uso de gafas progresivas, o lentes de contacto multi-focales. También se puede recurrir a la cirugía.

Se diagnostica mediante un examen integral de la vista. Los síntomas son: irritación, mareos, dolor de cabeza, enrojecimiento de los ojos y un molesto dolor ocular.

Glaucoma

Provocada por la acumulación de líquido en el globo ocular que eleva la presión intraocular. No produce dolor, pérdida brusca de visión, ni ningún otro síntoma y avanza de forma silenciosa.

Es la segunda causa de ceguera en el mundo, por lo que su detección es clave. En España cerca de un millón de personas podrían sufrir de glaucoma, aunque lo desconocen. Cuando se diagnostica, se trata con distintos tipos de colirio que favorecen la disminución del líquido o bien su salida hacia el exterior.

Si el tratamiento falla, se recurre a la cirugía con láser. Y si la presión ocular no se alivia, se recurre a la cirugía convencional, con anestesia local y de forma ambulatoria.

 

En cualquier caso, si utiliza lentes de contacto, también debería de acudir periódicamente para realizar la revisión y la adaptación de las mismas a sus ojos.

Puede localizarnos en la siguiente ubicación:

Deja un comentario