¿Por qué aparecen los Orzuelos?: Cómo Tratarlos

4 min de lectura
4.7
(13)

Los orzuelos son una de las enfermedades más comunes que podemos encontrar en los ojos, son realmente molestos y en ocasiones pueden afectar incluso a nuestra calidad de visión, aunque es una enfermedad muy común poca gente sabe que es realmente un orzuelo, por eso vamos a empezar respondiendo ¿Qué es un orzuelo? 

Qué son los orzuelos

Los orzuelos son bultos de pus y enrojecimiento que causa molestias y picor en el párpado del ojo causado por una infección bacteriana en las glándulas sebáceas de las pestañas. El dolor de los orzuelos dependerá en gran medida de la gravedad del bulto que aparezca y de la zona, ya que lo normal es que cause dolor al pestañear, por lo que si el bulto se encuentra más próximo a la cuenca del ojo será más molesto.

Aunque por norma general los orzuelos desaparezcan solos o mediante el uso de alguna crema, es recomendable asistir a un oftalmólogo especializado para asegurarnos de que no cause más problemas derivados o se extienda. 

Diferentes tipos de orzuelo

Existen dos tipos de orzuelos clasificados según donde aparezca la zona afectada: 

  • Orzuelo interno: Estos orzuelos aparecen en la zona interna del párpado, aunque son menos comunes son bastante más molestos y difíciles de tratar, además al estar en una zona húmeda constantemente su cicatrización y desaparición será más duradera.
  • Orzuelo externo: Estos orzuelos aparecen en la zona externa del párpado, son los más comunes que podemos encontrar, y al estar en esta zona su tratamiento es más sencillo y desaparecerá antes. 

Causas del Orzuelo

La principal causa de los orzuelos viene dada por la bacteria Staphylococcus aureus, que reside en nuestras fosas nasales y podemos contagiar con relativa facilidad si no mantenemos una buena higiene o nos tocamos los ojos después de tocarnos la nariz.

Los orzuelos son muy contagiosos, por lo que otra de las razones más comunes es contagiarse por medio de otras personas que ya tengan esta enfermedad, ya sea por contacto directo o por medio de algún objeto que haya usado. 

La higiene es fundamental para evitar un orzuelo, por lo que mantener limpios nuestros ojos o gafas de contacto en el caso que usemos también puede ayudarnos a evitarlos. El maquillaje en mal estado o no desmaquillarnos también suele implicar riesgo de contraer esta molesta enfermedad y por último hay veces que viene derivada de otras enfermedades de la piel como puede ser la dermatitis o el acné. 

Síntomas del Orzuelo

Lo primero que notaremos en el ojo es una molestia leve que se irá acentuando conforme avance la infección, seguido de enrojecimiento e inflamación, que terminará con la creación del bulto de pus. El paciente notará un dolor más agudo cada vez que se toque la zona afectada.

Además del dolor y picor, el paciente puede empezar a notar una mayor sensibilidad a la luz y un aumento de la producción lacrimógena que puede derivar en un aumento de legañas. El paciente notará que hay un cuerpo extraño dentro de su ojo y es posible que termine perdiendo un poco de calidad de visión que se recuperará por completo una vez esté curada la enfermedad. 

Tratamiento del Orzuelo

Por norma general los orzuelos no son enfermedades preocupantes, y bastará con aplicar antibióticos tópicos sobre la piel con el uso de paños calientes durante unos 10 minutos para ayudar a que se vaya drenando poco a poco para poder terminar de sanar por completo. Sin embargo hay ocasiones que los orzuelos se pueden complicar más de lo normal y necesitar una pequeña cirugía para poder drenarlo y curarlo.

Mientras el orzuelo está en tratamiento es importante mantener una salud ocular impoluta, lavando bien las manos cada vez que vayamos a tratarlo y evitando por completo el uso de maquillajes o otros productos de la piel. 

¿Cómo prevenir un orzuelo?

Como siempre decimos la mejor medicina es la preventiva, vamos a ver una serie de acciones que nos ayudarán a mantenernos alejados de esta molesta enfermedad: 

  • Higiene ocular: Es importante lavar tus manos con frecuencia y evita siempre tocar tus ojos con las manos sucias.
  • Desmaquillado diario: Limpia bien tus ojos y retira todo el maquillaje antes de dormir.
  • Productos limpios: Usa productos de maquillaje y lentes de contacto que estén bien cuidados y no caducados. Evita compartir maquillaje o aplicadores.
  • Cuidado de las lentes de contacto: Asegúrate de limpiar y desinfectar adecuadamente tus lentes de contacto y no usarlas más tiempo del recomendado.
  • Evita el polvo y la suciedad: Mantén el área de los ojos protegida en entornos polvorientos o sucios, como pueden ser obras o zonas con mucha contaminación.
  • Buena alimentación: Mantén una dieta equilibrada y rica en nutrientes para fortalecer tu sistema inmunológico.
  • Descansa bien: Dormir bien contribuye a la salud general y ayuda a prevenir infecciones.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz click para puntuarlo!

Promedio de puntuación 4.7 / 5. Recuento de votos: 13

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.


Compartir este artículo: