¿Cuánto dura una lente intraocular?

5 min de lectura
4.5
(19)

Las lentes intraoculares (LIO) son unos implantes utilizados en la cirugía de cataratas y en la corrección de otros problemas de visión. Gracias al diseño de estas lentes podemos reemplazar el cristalino natural del ojo cuando este se vuelve disfuncional u opaco. Pero ¿Cuánto dura una lente intraocular? Esta es sin duda una de las preguntas que más se hacen los pacientes que deben someterse a esta práctica. 

Por norma general, este tipo de lentes están fabricadas para ser realmente duraderas, se hacen con materiales como la silicona o el acrílico que son totalmente biocompatibles para no ser rechazados por nuestro organismo y sean duraderos por muchas décadas. 

En términos generales pueden durar toda la vida sin la necesidad de reemplazo.

Cuando hablamos de la durabilidad de estas lentes es importante destacar que no solo depende de los materiales, sino también de la técnica quirúrgica que se utilice y el posterior cuidado que realice el paciente. 

Lente Intraocular Multifocal: ¿Cuánto se espera que dure?

Antes de ver la duración de estas lentes, vamos a explicar un poco qué son y para que se usan. Las lentes intraoculares multifocales son una opción para aquellos que desean corregir su visión a múltiples distancias, después de una cirugía de cataratas o bien para corregir la presbicia. Estas lentes están totalmente diseñadas para proporcionar una buena visión de cerca, intermedia y de lejos, reduciendo así la dependencia de las gafas o lentes de contacto.

En cuanto a la durabilidad de estas lentes multifocales, al igual que otras LIO, están diseñadas para ser permanentes y durar toda la vida del paciente, siempre dependiendo de los factores que hemos visto antes. 

Los materiales que se usan en su fabricación son de alta calidad, como el acrílico hidrofóbico, que es resistente a la degradación y al desgaste. Estos materiales son totalmente biocompatibles, lo que significa que son aceptados por el cuerpo sin causar reacciones adversas o problemas derivados del rechazo.

Como decíamos, aunque las lentes multifocales están diseñadas para durar indefinidamente, es realmente importante tener en cuenta que la visión proporcionada por la lente puede verse afectada por otros factores oculares con el tiempo, como enfermedades de la retina o glaucoma. No obstante, gracias a su robustez la lente no será necesaria cambiar ni modificar. 

Los pacientes que optan por este tipo de lentes, también deben seguir cuidadosamente las indicaciones postoperatorias y acudir a revisiones periódicas con su oftalmólogo de confianza para asegurar que la lente se mantenga en el mejor estado posible y que su salud ocular siga en perfecto estado. 

Operación de Cataratas y Lentes Intraoculares

La cirugía de cataratas es uno de los procedimientos más comunes y efectivos que existen para restaurar la visión en aquellas personas afectadas por la opacidad del cristalino. Durante esta efectiva intervención, el cristalino natural, que se ha vuelto opaco, se reemplaza por una lente intraocular (LIO). Por norma general, esta solución es permanente y de por vida, aunque existen ciertos casos en los que pueden darse problemas que necesiten una atención adicional.  

Cuando se realiza la cirugía de cataratas en un paciente que ya había  recibido una lente intraocular previamente, en casos muy extraños y escasos puede ser necesario retirar la lente existente durante el procedimiento. No obstante, en la mayoría de los casos, la LIO implantada permanece en su lugar de forma permanente, proporcionando una mejora significativa en la visión.

Posibles Problemas Postoperatorios

Como decíamos, los problemas son muy escasos, pero cuando se dan, uno de los problemas más comunes que pueden surgir después de la implantación de una LIO es la opacificación de la cápsula posterior del cristalino. Durante la cirugía de cataratas, la cápsula posterior del cristalino generalmente se deja intacta para servir de soporte a la LIO. Sin embargo, algunas células residuales del cristalino pueden permanecer y con el tiempo llegar a multiplicarse, causando una opacificación secundaria de la cápsula posterior, comúnmente conocida como catarata secundaria. Esto da como resultado unos síntomas similares a las cataratas, con visión borrosa. 

Soluciones a la Opacificación de la Cápsula Posterior

Ahora que hemos visto los problemas que pueden surgir debemos decir que no debemos preocuparnos, ya que esta opacificación de la cápsula posterior puede ser tratada mediante un procedimiento bastante sencillo y no invasivo llamado capsulotomía con láser. Gracias a este procedimiento se puede crear una apertura en la cápsula opacada para restaurar la visión y claridad sin la necesidad de más cirugía. 

En resumen, aunque las lentes intraoculares están diseñadas para durar toda la vida y mejorar la visión de forma permanente, es importante estar al tanto de posibles complicaciones y acudir a revisiones periódicas con el oftalmólogo.

¿Qué pasa si se ensucia una lente intraocular?

En ocasiones, los pacientes pueden sentir que su lente intraocular se ha ensuciado. En realidad, este problema suele deberse a la opacificación de la cápsula posterior del cristalino, que puede causar una visión borrosa parecida a la de la visión mediante lentes oculares sucias. Pero no te preocupes, la solución a este problema es bastante sencilla y rápida.

Se realiza un procedimiento ambulatorio que dura menos de cinco minutos, conocido como capsulotomía con láser. Este procedimiento elimina las células que causan la opacificación de forma definitiva, permitiendo que la lente intraocular funcione correctamente y mantenga su durabilidad prevista desde el principio.

Aunque estos problemas no son comunes, en el Instituto Ocular Marcos estamos preparados para tratarlos y asegurarnos de que tus lentes intraoculares ofrezcan una visión clara y duradera durante toda tu vida.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz click para puntuarlo!

Promedio de puntuación 4.5 / 5. Recuento de votos: 19

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.


Compartir este artículo: