operacion de miopia malaga

Enfermedades Vasculares

Enfermedades vasculares

Los factores de riesgo cardiovasculares y arterioscleróticos ponen en peligro la calidad de vida de los pacientes a diferentes niveles, también a nivel ocular, pudiendo sus complicaciones suponer una pérdida en la calidad de vida y autonomía del paciente. Es aconsejable revisiones de manera periódica del ojo para detectar posibles signos de alarma.

  • Enfermedades Obstructivas

Uno de los factores de riesgo más importantes, por no decir el que más, es el que tiene que ver con fenómenos obstructivos en la retina, ya sean embolias o trombosis venosas y arteriales, es la arteriolosclerosis, que tiene más peligro con la edad y puede acelerarse con enfermedades generales como puede ser la hipertensión arterial.

Las obstrucciones venosas retinianas son consecuencia en la mayoría de las situaciones de la compresión que ejercen las arterias sobre las venas en las zonas de cruce entre ellas, precipitándose a consecuencia del aumento de la rigidez arterial resultado de los factores de riesgo descritos. 

El pronóstico para las trombosis es muy distinto. Puede afectar a la vena central o bien a sus diferentes ramas.

Podemos sospechar una trombosis venosa retiniana en un pacientes con factores de riesgo cardiovascular que presenta disminución no dolorosa de agudeza visual, visión borrosa, visión distorsionada o defectos en el campo de visión. 

En este caso el pronóstico suele ser positivo, teniendo alguna posibilidad de complicaciones que pueden llegar a comprometer la visión, como por ejemplo un edema macular o glaucoma.

Hoy en día, el tratamiento en este caso consiste en una inyección de liberación intraocular de corticoide y/o la fotocoagulación con láser. Las obstrucciones arteriales retinianas  pueden aparecer en forma de trombosis o en forma de embolias.

Este tratamiento debe ser urgente para poder movilizar el émbolo causante y poder de esta forma bajar la presión intraocular.

  • Enfermedad Hipertensiva

Este tipo de enfermedad se pone de manifiesto en la retina con un estrechamiento de sus arteriolas asociada al aumento de su rigidez, es decir esclerosis. En los primeros pasos puede no verse peligrar la visión, pero durante el proceso pueden desembocar en hemorragias retinianas y edema retiniano que comprometen la agudeza visual y calidad de vida del paciente. 

Otras Enfermedades Vasculares Retinianas

  • Síndrome Isquémico Ocular

Es el conjunto de la falta de riego en el ojo por estenosis de la carótida junto con diversos factores de riesgo como puede ser la hipertensión arterial, diabetes o enfermedades cerebrovasculares. Estos pacientes anteriormente también pueden haber tenido algunos episodios de ceguera transitoria. Este síntoma se manifiesta con pérdida gradual de la visión o en ocasiones de forma brusca.

El tratamiento recomendado se realiza a base de colirios, ya sea con láser o cirugía, en función del estado del paciente y de su evolución. 

  • Retinopatía en la Enfermedad de Células Falciformes

La existencia de una hemoglobina anormal en la sangre puede hacer que los hematíes adopten una forma anómala en determinadas condiciones, pudiendo desencadenar fenómenos de obstrucción vascular y, por tanto, isquemia. Por esta razón, en los estados más avanzados pueden sufrirse determinadas hemorragias internas o en ocasiones hasta desprendimientos de retina.

El tratamiento va desde un simple control evolutivo hasta una cirugía intraocular.

  • Macroaneurisma Arterial Retiniano

Se define como dilataciones localizadas de las arteriolas retinianas y que pueden llevar a  una pérdida insidiosa de la visión central o incluso una pérdida visual súbita por hemorragia al romperse. Suelen ser más habituales en pacientes con hipertensión arterial.

Su tratamiento se basa en el control evolutivo, fotocoagulación láser argón o láser YAG.

  • Retinopatía en las Discrasias Sanguíneas

La anemia, las leucemias o estados de hiperviscosidad repercuten en la vascularización retiniana pudiendo manifestarse como hemorragias subconjuntivales o intraoculares, neuropatía óptica, engrosamiento del iris o afectación orbitaria.