¿Qué es la blefaroplastia?

Si has llegado hasta aquí, seguro que te has preguntado por esa operación quirúrgica que se realiza en los párpados llamada blefaroplastia. Pero, ¿qué se hace exactamente en esta intervención? ¿Cómo son de duraderos sus efectos?

Para responder a estas y otras preguntas sobre la blefaroplastia, hemos desarrollado un artículo exponiendo las principales dudas de los usuarios así como la información más importante sobre esta operación en los párpados. ¿Te quedas a conocerla?

¿En qué consiste exactamente una blefaroplastia?

La blefaroplastia consiste en eliminar tanto piel como grasa que se acumula en exceso en los párpados, tanto en los superiores como en los inferiores. Esta acumulación puede tener distintos orígenes y normalmente no está asociada a ninguna patología, si bien la intervención puede indicarse en casos de difícil apertura del párpado o por motivos dermatológicos. Por lo general y en muchas ocasiones se realiza por motivos estéticos.

Hay 2 vías posibles para realizar una blefaroplastia, que definirán las partes en que puede consistir esta intervención:

  1. Interna: Se realiza una pequeña incisión posterior al párpado, que permite eliminar toda la grasa sobrante que provocaba el efecto de bolsa. Se utiliza para párpados inferiores y, al ser interior, no necesita sutura.
  2. Externa: En este caso, se realiza un corte exterior que permite retirar el excedente de piel sobre el párpado. Luego, se realiza una fina sutura sobre la herida, que se retira unos días después de la operación. Esta vía se utiliza en párpados superiores.

Dado que, en general, una vía está indicada para párpados superiores y otra para los inferiores, ambas suelen complementarse. En cualquier caso, la intervención no suele alcanzar los 60 minutos.

En cuanto al periodo de recuperación, la blefaroplastia ofrece un postoperatorio indoloro y con escasas molestias para el paciente. En un primer momento se recetará tratamiento analgésico y antiinflamatorio para la incomodidad que puedan aparecer, así como antibiótico para prevenir infecciones.

La hinchazón por la intervención irá desapareciendo en pocos días, y en el plazo de una semana se retiran los puntos de sutura. A continuación se comienza el periodo de cicatrización, en el que se deben evitar esfuerzos, exposición directa al sol, así como manipulación de la zona.

¿Cuánto duran los efectos de la blefaroplastia?

A diferencia de otros tratamientos no quirúrgicos, la intervención de blefaroplastia consigue resultados a muy largo plazo. En función de la edad del paciente, los resultados perduran de 10 a 20 años. Su atenuación se debe a que la piel sigue su proceso de envejecimiento.

Esta durabilidad supera con mucho los resultados obtenidos con botox o ácido hialurónico, tratamientos con los que los resultados no alcanzan el año de duración. Ante esto, la blefaroplastia supone una inversión tanto económica como en calidad de vida posterior, pues permite al paciente desentenderse gracias a unos resultados mucho más duraderos.

¿Cómo maquillar los ojos después de una blefaroplastia?

Maquillarse los ojos es parte de la rutina diaria de infinidad de personas. De esta forma, los párpados se constatan como una de las zonas más propicias para el maquillaje, a pesar de que también se encuentran entre las más delicadas. Por tanto, otra de las principales dudas sobre la blefaroplastia gira en torno a cuándo y cómo maquillar los ojos tras la intervención.

Lo más importante es saber que se debe esperar a que haya concluido el proceso de cicatrización para comenzar con el maquillaje. Esto implica esperar los 4 días de media que suelen ser necesarios para que el cirujano retire los puntos y, después, aguardar otros 14 días mínimo. En el caso del rímel o máscara de pestañas, este periodo se amplía a 21 días tras la retirada de puntos.

Es importante seguir estas pautas, ya que la piel estará muy sensible tras la intervención y el maquillaje puede ser un factor irritante.

Por un lado, puede contener bacterias que propicien una infección. Además, los productos desmaquillantes también pueden dañar la piel sensible y aún sin cicatrizar completamente. Todo ello sin mencionar que la piel se enrojece e irrita más fácilmente en este momento de curación, por lo que intentar usar maquillaje puede terminar en una imagen mucho peor que la deseada.

Consejos de maquillaje tras una blefaroplastia

Una vez ha pasado el periodo de cicatrización y es seguro volver a usar maquillaje, te damos los mejores consejos para maquillarse tras la una blefaroplastia:

  • Utiliza cosméticos a base de agua al principio, pues son más favorables para la piel sensible que los de base de aceite, evitando que se irrite.
  • Renueva tus cosméticos oculares (sombras, rímel, lápiz de ojos, etc.) para asegurar una mayor desinfección de los mismos.
  • Es fundamental desmaquillarse suavemente, sin brusquedad. Para ello, utiliza productos de composición natural para retirar el maquillaje de los párpados.

Además de todas estas recomendaciones para saber cómo maquillarse después de una blefaroplastia, no dudes en consultar a tu cirujano si tienes alguna duda concreta. Recuerda que, en materia de salud, siempre hay que guiarse por la opinión de expertos  y poner en primer lugar el bienestar de nuestra piel.