¿Por qué veo manchas negras? Causas y cómo se quitan

Qué son las manchas negras en la visión y por qué se dan

Seguro que alguna vez, al mirar, has visto pequeños puntitos negros o cuerpos flotando en tu campo de visión, sobre todo si has mirado una zona con mucha claridad. Si bien en ocasiones estos son pequeños y pasajeros, en otras pueden tomar un mayor tamaño y estar en sitios concretos y fijos del campo ocular. Pero, ¿te has preguntado alguna vez por qué vemos estas manchas negras?

En esta ocasión, nos vamos a detener en explicar qué son exactamente estos puntos o manchas que aparecen al mirar y que, realmente, provienen del interior de nuestro globo ocular. Estas pueden tener diferentes causas y llegar a producir molestias importantes, así que presta atención porque te contamos todo sobre estas manchas negras así como qué se puede hacer frente a ellas.

Qué son exactamente las manchas oscuras que aparecen al mirar

Si has oído hablar de las manchas negras que vemos de vez en cuando, es muy probable que hayas escuchado llamarlas “moscas volantes”. Efectivamente, estas manchas en general son pequeñas y pueden asimilarse a insectos que estuvieran entorpeciendo el campo de visión.

Por ello, el término oftalmológico que describe estos puntos oscuros es miodesopsia, ya que myie quiere decir mosca en griego, por lo que es un fenómeno que viene describiéndose desde hace cientos de años.

El por qué se ven estas moscas volantes o manchas responde a la presencia de elementos en el humor vítreo (el cual forma la parte interna del globo ocular) que impiden el paso de luz, creando esas siluetas negras que parecen desplazarse por nuestro área de visión. Pero ¿cuáles son las causas de estas interferencias en la visión?

Por qué se ven manchas negras en el campo visual

En la mayor parte de los casos, estas manchas forman parte del proceso normal del paso del tiempo, es decir: son consecuencia del envejecimiento que sufren las estructuras oculares, que pierden agua y, en consecuencia, consistencia, volumen e hidratación.

Por otro lado, defectos o alteraciones oculares tan comunes como la miopía también facilitan la aparición de estas manchas.

Pero estas no son las únicas causas, sino que las manchas negras que ves también pueden ser consecuencia de un traumatismo, es decir, de un golpe en el ojo, así como, en los peores casos, de patologías más importantes. Muchas de ellas se deducen de la morfología y comportamiento de estas manchas, que pueden ser de varios tipos.

Tipos de manchas negras que aparecen en el campo de visión

Dentro de las manchas negras que suelen aparecer en la visión se pueden distinguir:

  1. Manchas pequeñas flotantes: Estas son las más habituales, que se han mencionado anteriormente como miodesopsias y que se definen popularmente como moscas volantes. Suelen adoptar morfología en forma de hilos o puntos, y dan la impresión de moverse por la superficie de la visión. No suelen estar asociadas a nada grave, y aunque pueden entorpecer la visión de determinados detalles, en general no son causa de preocupación si se mantienen en un fenómeno estable que no va a más ni se asocia con otros síntomas oculares.
  2. Manchas negras en los márgenes: Cuando ya no hablamos de pequeñas manchas sino de manchas que hacen las veces de cortinas que parecieran estar oscureciendo la visión desde un lado u otro (así como desde arriba o abajo) del ojo, es muy importante acudir al oftalmólogo, ya que pueden significar que la retina se está desprendiendo.
  3. Manchas negras en el centro del campo de visión: Cuando la mancha está fija en el centro del campo visual suele estar asociada a alteraciones maculares, muchas veces también por edades avanzadas, como en el caso de la DMAE (Degeneración Macular Asociada a la Edad). Este tipo de mancha provoca pérdida de visión creando zonas ciegas llamadas escotomas.

Por tanto, es importante establecer la diferencia entre las moscas volantes (que apenas interfieren en la visión, aparecen al mirar áreas claras o brillantes y son pequeñas y pasajeras) y manchas estáticas y que provocan áreas ciegas, ante las cuales es necesario actuar.

Cómo se quitan las manchas negras

Si al ver manchas negras nos estamos refiriendo a la miodesopsia, se ha de saber que no hay actualmente un tratamiento eficaz ante ellas. De hecho, no se suelen tratar, ya que no suponen en la gran mayoría de los casos un problema para la visión ni son de naturaleza maligna o patológica. De hecho, lo habitual es acostumbrarse y que quienes las sufren acaben incluso por obviarlas y olvidarse de ellas en la visión del día a día.

Los pocos casos en los que estas pequeñas manchas se vuelven un auténtico problema, es decir, cuando interfieren significativamente en la vida diaria de quienes las sufren, se puede plantear una cirugía que extraiga el humor vítreo, que se sustituye por otro material. Sin embargo, esta intervención no está libre de riesgos y se reserva para los casos más graves.

Si por otra parte la mancha es consecuencia de una degeneración macular, esta se puede tratar con inyecciones que detengan la angiogénesis que la provoca consiguiendo ralentizar o detener la degeneración.

Por último, en el caso de que las manchas respondan a un desprendimiento de retina, este cuenta con distintos tratamientos quirúrgicos a aplicar en función del tipo de desprendimiento y el grado en el que este se encuentre.