Tratamiento Queratoconos

¿Qué es el queratocono?

El Queratocono es una degeneración progresiva de la córnea (primera lente del ojo).

Esta patología suele ser hereditaria, progresiva y aparecer en ambos ojos.

Induce deformación corneal que supone un aumento progresivo de  astigmatismo y por tanto una pérdida importante de visión.

Es importante su detección en estadios iniciales para tratar su evolución y así evitar posible trasplante de córnea.

La degeneración progresiva de la córnea comienza sobre los 15 a 25 años. Si no se trata, incluso utilizando gafas o lentillas, la visión será mínima.

Para diagnosticar y hacer un seguimiento de la evolución del queratocono, se utiliza la topografía Pentacam. Una cámara giratoria capturará imágenes, basadas en Scheimpflug, que consigue en imágenes nítidas y brillantes que contienen información que va desde la córnea anterior hasta la cápsula posterior del cristalino. Las ventajas de este proceso son que se consigue una medición correcta de la córnea central, se corrigen los movimientos del ojo y su tiempo de reconocimiento es muy corto.

Con la ayuda de los nuevos topógrafos como el Pentacam de Oculus, que incluye la tecnología más avanzada y algoritmos que detectan prematuramente la enfermedad, es posible diagnosticar los queratoconos de forma fiable y en sus primeras etapas.

¿Cuál es su tratamiento?

En nuestro centro, contamos con la experiencia e instrumental más avanzado para detectar estos problemas desde sus fases iniciales y tratarlos dependiendo de la fase en que nos encontremos.

En los casos leves se puede corregir esta enfermedad con unas gafas o lentes especiales y en los casos más graves, en los que exista una irregularidad de la córnea severa, la única solución es realizar una queratoplastia o transplante de córnea. Actualmente, si no todas las capas de la córnea están afectadas, es posible realizar un transplante lamelar. Este tipo de transplante se realiza reemplazando las capas más dañadas de la córnea y conservando las capas sanas.

Esta enfermedad se puede corregir con tratamientos quirúrgicos, como por ejemplo los anillos intraestromales o el Cross linking Corneal, que sirven para detener la evolución de la deformación corneal.

  • Cross-linking corneal:

Cuando el paciente aún tiene agudeza visual y su córnea no esté demasiado deformada, es posible recurrir a la técnica de Cross-linking corneal para frenar la evolución de la enfermedad. Esta técnica consiste en exponer a la córnea a rayos ultravioleta para fortalecer y estabilizar la córnea aumentando las uniones entre los hilos de colágeno.

Si se consigue frenar la evolución del queratocono, ya sea de forma espontánea o siendo tratado con Cross-linking, hay que utilizar gafas o lentillas para tratar el astigmatismo irregular.

  •  Anillos intraestromales:

En los casos clínicos indicados, se recurre al implante de anillos intracorneales. Dicho implante modifica la curvatura de la córnea del paciente de forma personalizada y puede realizarse con Laser Femtosegundo.

El Laser Femtosegundo corrige las deformaciones de la córnea con precisión y de forma segura.