Lentes de contacto

Lentes de Contacto

También conocidas como “lentillas”, en muchas ocasiones suponen una alternativa al uso de gafas, por ello, en IOM colaboramos con varios proveedores para garantizar al paciente una adaptación idónea personalizada.

Además de compensar los defectos refractivos más comunes (miopía, astigmatismo e hipermetropía), también suponen una alternativa para la vista cansada.

Gracias a las lentes de contacto en ocasiones se consigue mejor calidad de visión que con la gafa convencional en algunas patologías (ej: queratocono) y después de algunas cirugías (ej: trasplante de córnea). Pueden llegar a ser la única opción cuando hablamos lente de contacto terapéutica (ej: erosiones recidivantes) o protésicas (ej: aniridias, coloboma de iris, leucomas…).

Su uso está muy extendido y no todas son iguales, por ello se ha de tomar conciencia de que requieren previas instrucciones al manejo, mantenimiento, higiene y revisiones para hacer  buen uso  y así evitar posibles problemas.